Plan de Empleo Social (PES): Una década de política publica fallida

Plan de Empleo Social (PES): Una década de política publica fallida

Para 2018 el DANE determinó la tasa de desempleo en Barrancabermeja, indicando que en el Puerto Petrolero es de 23,1%, para la actualidad algunos hablan de un porcentaje del 30% o superior. El predominio de un modelo de ciudad tipo COMPANY TOWN o como otros han denominado de ENCLAVE, hoy nos pasa la cuenta de cobro, la crisis de la industria petrolera mundial debido a la caída de los precios del crudo, viene afectando la economía del puerto petrolero desde el año 2014.

La ciudad ha caído en una profunda crisis, que se ve reflejada en los altos índices de desempleo complementados con una alta tasa de informalidad, según la información que reporta la Cámara de Comercio, las unidades informales representan el 36% en la estructura económica de la ciudad. Frente a este panorama la respuesta desde la administración pública ha sido el desarrollo del famoso PROGRAMA DE EMPLEO SOCIAL O ESCOBITAS (PES), el cual mediante el desarrollo de actividades de limpieza y embellecimiento de la ciudad busca disminuir el desempleo mediante la generación de empleo de choque, de carácter temporal.

Dicho programa nace en la segunda Alcaldía fallida de Elkin Bueno Altahona y lamentablemente se ha perpetuado en el tiempo como la única respuesta institucional a corto plazo para afrontar el fenómeno de desempleo en el Puerto Petrolero. Con el 2020 y la pandemia del COVID19, la realidad del Puerto Petrolero en materia económica queda al desnudo junto a una nueva caída de los precios del crudo se profundiza una crisis estructural que ha golpeado con más fuerza la economía local, a la fecha reporta la Cámara de Comercio que el 44% de las empresas se vieron en la obligación de cerrar totalmente sus puertas ante la pandemia del coronavirus.

La administración de Alfonso Eljach (2020-2023), en su primer año de gobierno se enfrenta al monstruo de mil cabezas del desempleo, nuevamente aplicando la vieja pero al parecer efectiva fórmula de las «Escobitas» patentada por su primo Elkin, el hoy llamado: Plan de Empleo Social-PES.

Estos programas han sido capturados por la clase política local, que no ha escatimado esfuerzos en convertir los problemas de la ciudad en fuentes de negocios para acumular capital, mientras el monstruo del desempleo persigue a los hogares barranqueños, unos cuantos se lucran de esta problemática.

Según las cifras recopiladas por la Corporación Observatorio, en la última década, el Puerto Petrolero ha invertido cerca de $67.549.707.097 millones de pesos, algo así como USD$20 millones de dólares para desarrollar programas de empleo social de choque, logrando generar un aproximado de 8.714 empleos.

De manera general, la cifra invertida no se compadece con los resultados obtenidos, preocupa de sobremanera el alto costo de generar empleos sociales, en donde un alto porcentaje de los empleos por no decir que la gran mayoría no superan el salario mínimo devengado y que son empleos temporales.

La pregunta del millón es ¿Por qué es tan costoso generar empleo social de choque en Barrancabermeja, a la luz de las cifras expuestas anteriormente?

Desde la Corporación Observatorio, decidimos ponerle la lupa a la contratación en esta materia y es que la inversión en empleo social durante la última década no ha sido despreciable, al contrario, ha estado controlada por cuatro grandes contratistas u operadores:

Relación Contratos/Convenios del Plan de Empleo Social. Fuente: SECOP
  • La Asociación Innovadores en la Recuperación Ecológica – AIRE + Americana de Servicios, quienes suma un total de $40.069.880.580 millones en contratos.
  • La Corporación para la Protección del Medio Ambiente y Fortalecimiento de la Calidad de vida de las comunidades del Magdalena Medio – RED CONSERVAR quienes suman un total $11.319.945.346 millones en convenios
  • La Corporación Comunitaria del Magdalena Medio ARCO IRIS quienes suman un total de $9.392.534.468 millones en convenios
  • La Asociación de Trabajadores del Sistema Nacional de Salud, Seguridad Social y Saneamiento Ambiental – DARSALUD AT, quienes suman un total de $6.767.346.703 millones en convenios

Las cifras no mienten, el contratista que concentra el 59% de la contratación de los programas de empleo social, es la Asociación Innovadores en la Recuperación Ecológica AIRE en asocio con la empresa Americana de Servicios, oriundas ambas del municipio de Ramiriquí, Boyacá. La empresa Americana de Servicios es reconocida en el Puerto Petrolero por hacer parte del Grupo empresarial de los hermanos Gerardo y Lisandro JUNCO.

El blog REALPOLITIK HOY retrata al detalle El imperio de los JUNCO en el Puerto Petrolero, donde controlan toda la contratación de aseo, cafetería y vigilancia que requiere la administración municipal central así como los entes descentralizados (Aguas de Barrancabermeja, INDERBA, EDUBA, Transito) y también el control de los recursos del plan de empleo social (PES); es usual ver pauta publicitaria de las empresas beneficiarias de este monopolio en los programas de opinión de periodistas defensores del régimen municipal de turno. Los JUNCO participan también del grueso de la contratación a nivel departamental como lo señalo el portal la Silla Vacía en este articulo en 2017: Así se Gasto la Plata de Santander en el primer año de Tavera.

Los hermanos JUNCO serian cercanos a la Casa del parapolítico condenado Hugo Aguilar, en especial Lisandro el mayor de los hermanos, quien fue: «…uno de los mas inteligentes y aguerridos del curso 039 de la Escuela de Oficiales «General Santander», egreso como Subteniente en 1976 distinguiéndose por su brillante trayectoria y lucha contra bandas de delincuentes comunes, y por su guerra, sin cuartel, contra el mayor cartel del mundo liderado por Pablo Escobar…»[1]«, allí seria compañero de curso del teniente coronel retirado Aguilar.

En el reciente proceso contractual para el programa de empleo social en 2020, el contrato fue adjudicado por la actual administración de Alfonso Eljach, a la UT Fortalecimiento Ambiental, conformada en un 70% por la Asociación AIRE y en un 30% por la empresa ASSEAR S.A.S, siendo beneficiarios del contrato N°2658 por un valor de $4.251.400.985 millones. La empresa ASSEAR S.A.S es representada legalmente por el sr. Camilo Parada, cercano al círculo del actual alcalde, dueño de la empresa de aseo BIOTA y miembro de PROBARRANCA.

Alfonso Eljach y Camilo Parada e un evento de PROBARRANCABERMEJA

La interventoría para dicho contrato le fue adjudicada a la empresa SISTEMAS INDUSTRIALES DE MANTENIMIENTO CONSTRUCCIÓN Y OBRAS CIVILES S.A.S – SIMCOC S.A.S, representada legalmente por Ramón Andrés Alvares Sánchez, por un valor de $241.988.642 millones de pesos a través del Contrato 2656 de 2020.

Lo irregular del asunto es que el contratista del PES es también quien termina controlando la interventoría, si revisamos quien es el sr. Ramon Andrés Alvares Sánchez, la persona que figura como representante legal de la Interventoría, descubriremos su peculiar relación con el contratista ejecutor ASSEAR S.A.S y sobre todo con el grupo empresarial de los hermanos JUNCO.

El sr. Ramon Andrés Alvares Sánchez figura como representante legal de la Unión Temporal ASEO INTEGRAL 2020, quien fue beneficiaria del Contrato 0373-20, con el objeto de: “Prestar el servicio de aseo en los establecimientos educativos oficiales del distrito de Barrancabermeja y prestar el servicio de aseo, limpieza y cafetería de las instalaciones donde funcionan las diferentes dependencias de la administración distrital de Barrancabermeja.” El Contrato tuvo un valor de $5.217.637.144 pesos y tiene una duración de 278 días, fue suscrito el 20 de marzo de 2020.

La Unión Temporal ASEO INTEGRAL 2020 se encuentra constituida por las empresas Aseos y Servicios de Colombia ASSEAR S.A.S, y la empresa Americana de Servicios LTDA.

ASSEAR S.AS, a la cual el sr. Ramon Andrés Alvares representa en esta UT es la misma que ejecuta el contrato del Plan de Empleo Social (PES) en la UT Fortalecimiento Ambiental, a la cual paradójicamente el sr. Ramon Andrés Alvares es el INTERVENTOR, vaya sorpresa¡¡¡¡

El sr. Ramon Andrés Álvarez figura como supervisor de los contratos de aseo y limpieza para la empresa Americana de Servicios, de hecho para esta Corporación, el señor Álvarez es un empleado de confianza de las empresas de los hermanos JUNCO, como lo evidencian estas certificaciones laborales, el señor Andrés Álvarez se ha desempeñado como COORDINADOR DE PROYECTO para la empresa Americana de Servicios en contratos de larga duración como en el Contrato 1440-2013 que tuvo una duración de dos años.

Además, para el Contrato 3253 de 2018, que tuvo por objeto el servicio de aseo en los establecimientos educativos oficiales del municipio de Barrancabermeja, el contratista beneficiario fue la Unión Temporal AMBIENTE LIMPIO, conformada por la Asociación Innovadores de la Recuperación Ecológica – AIRE y Americana de Servicios, el contrato se ejecutó por un valor de $5.082.812.158 con una duración de 320 días y el sr. Ramon Andrés Álvarez también figura como Coordinador del Contrato de la UT.

La relación entre el sr. Ramon Andrés Álvarez y la empresa Asociación Innovadores de la Recuperación Ecológica – AIRE a la cual hoy debe ser el INTERVENTOR es de vieja data, en el Contrato 0457 de 2016 del PES por un valor de $4.682.253.381 pesos, fue beneficiada esta misma empresa, representada legalmente en ese momento por el sr. Ramon Andrés Álvarez, quien hoy es quien debe fungir como su INTERVENTOR.

Lo irregular e ilegal radica en que el sr. Ramon Andrés Álvarez al mismo tiempo que suscribe y ejecuta un contrato de aseo representando a ASSEAR S.A.S a través de una Unión Temporal, sea el interventor de un contrato del PES donde el ejecutor es ASSEAR S.A.S¡¡¡¡

Y es que estos programas se convirtieron en el hoyo negro del gasto público, ya que no existe una evaluación de la efectividad de los mismos, sin embargo, año tras año se repite, no obstante, los cuantiosos recursos invertidos los resultados no se compadecen con las cifras de empleo a generar. El Empleo Social se convirtió en el caldo de cultivo para el clientelismo político electoral, entregándole a ediles, presidentes de juntas y concejales, el control de los puestos de trabajo consolidando clientelas electorales cautivas por la promesa de un empleo, en medio de un contexto de desempleo e informalidad como la del Puerto Petrolero.

Solicitamos a los entes de control intervenir urgentemente en esta situación, gran parte del déficit fiscal de lo público corresponde a la corrupción y es más que evidente que aquí se está gestando un caso de corrupción donde el contratista controla la interventoría, garantizando que su ejecución nunca sea supervisada adecuadamente y garantizando que en muchos casos no se cumpla a cabalidad el objeto contractual.

Mientras la ciudad padece hambre y desolación, unos pocos ejecutan los recursos de políticas públicas de empleo para volverse ricos y ascender socialmente,  los supuestos empresarios a quienes según algunos debemos agradecer por generar empleo, resulta que ese empleo que generan no es más que la respuesta a unos requerimientos que lo público le hace para garantizar el servicio el cual se contrata y se les cancela, dejemos esas narrativas de generadores de empleo, quien está generando el empleo es lo público, es la alcaldía, el segundo gran empleador del Puerto Petrolero.

 

[1] FALLO 38054 de 2001, Consejo de Estado: https://www.alcaldiabogota.gov.co/sisjur/normas/Norma1.jsp?i=55013

Corporacion Observatorio Desarrollo Territorial

La Corporación es una propuesta que surge de la intención por resolver preocupaciones de la ciudadanía en la región del Magdalena Medio Colombiano. Desde lo social, lo economico y lo ambiental, como eslabones de una serie de problemas en el territorio, la Corporación Observatorio de Desarrollo Territorial (CODT) busca encontrar alternativas reales para la resolución de conflictos y problemas que enfrentan las comunidades. corporacion@observatoriodt.org

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *